Revista “Esto es Crotto” / Primera parte

Eldintorial

Nadie sabe como se hace o no se hace esto. Ni siquiera nosotros, yo o ellos.
El caos toma la forma que le pinta y casi siempre termina pareciéndose a nada. O por lo menos a nada que se le parezca.
Seran invadidos por deseos de inhibición en varios momentos y deberán quebrarlos, de lo contrario quedarán inhibidos por sus propios deseos.
El trabajo manual esta de moda como medio de transmisión. Es por ello que gastamos huellas dactilares en esta cosa.
A veces, pareciera que el idioma es distinto, o algo por el estilo, pero mañana todos sabrán que el español es quien posee el cetro de cera.
Solo en esos momentos es donde se muestra la acatombe, justo en el medio del huracán donde nadie está incomodo pero si asustado.
La ley se ha destruido literalmente para hacer algo útil con ella. Un Código de Comercio obsoleto parió 41 ejemplares, un poco menos un falso Código de Trabajo que solo expectoró 21, las reglas que justifican el choreo dieron mas de 30 y la Constitución de Córdoba se subdividió en 2 ejemplares exactos. La búsqueda del cero donde quiera que esté hizo desmembrar 20 paginas de un código civil juvenilmente anciano para llegar a los 100. Sin embargo,¿esto a quien carajo el importa?.
El Licenciado A. Gorilla, un Sultán Atormentado, alguna deidad estúpida, ladrones de baja calaña y adictos a las reposeras vomitan sus verdades en esta bomba de celulosa añeja.
Sepan disfrutar o tirar a la mierda.


Noctambulidad cheta inconclusa (selfico tradicional)

Clorohidrato de Cocaìna.
Extasis.
Incluso gente de la Marina.

Alcohles cualqueiras, caros.
Energizante.
Unos buenos aros.

Peinados parecidos, banales.
hablar de nada.
parece imposible, pero lo es.

“ser vos”, “somos los pibes”
yo dirìa
“no son nada, solo son giles”

aristocratas, urucas.
Nada de tucas.Armate otro
Hasta que llegue el innombrable
con la moto

Y corte el mambo.


Legales

Croto nº 49
Toldos helechos reversados a nombre de tu aguelita Marta. Se prohíbe desobedecer, imitar o carmambonesear. Edición amparada por Robert De Niro y el Chavo 27.369.3.658.87,8


Amen

Que ejercicio absurdo este de mirarme tanto en el espejo. Aunque lo haga de una manera crítica, moral, superficial y retrospectiva: ¿Debería ir al gimnasio? El solo hecho de que esa pregunta esté en mi cabeza me provoca rabia ¿Por qué no puedo solamente  cuestionarme de una manera profunda o espiritual?

Tanto ha hecho el mundo consumista y publicitario que hasta las personas taciturnas y melancólicas se planteen mejorar su cuerpo.
Los gimnasios se han convertido en los templos en los que millones de creyentes de todo el mundo rinden tributo y llevan a diario las ofrendas a su Dios. Miles de predicadores imparten sus mandamientos por todos los medios de comunicación, y ésta religión no tiene escrúpulos ni tabúes porque predican desde las revistas de autoayuda hasta el porno; boletines de supermercado, diario, radio, carteles gigantes, internet, campos, todo está impregnado de esas imágenes de perfección corporal de los facilitadores de sueños.

Sus fieles más ortodoxos estipulan su vida en base de poder orar a diario en sus caminatas, trotes, ensaladas, cócteles vitamínicos y espejos.

Sus sacerdotes sermonean alzando grandes pesos con su voluptuosidad muscular, recibiendo alabanzas y elogios de sus monjas, y miradas respetuosas pero envidiosas de sus monaguillos.
_Padre debo confesarme, no me he cuidado esta semana en las comidas, además subí de peso y estuve deprimido leyendo y preguntándome “¿para qué sirve todo esto?”
_Válgame Dios! Hijo mío! Bueno ve 30 minutos a la bicicleta fija mirando los anuncios publicitarios, has 3 sesiones de 20 lagartijas, compras un gatorade y ve en paz.

Me imagino en un enorme banquete, una fiesta gigante con todo lo que se te ocurra para comer y beber. Me abalanzo hacia la mesa y sin vergüenza alguna o con cierta malicia como todo lo que mi cuerpo pueda consumir, pido un taxi y yendo con la mayor urgencia posible arribo al gimnasio mas popular y grande que encuentre, este se encuentra en una hora pico por lo que sobran feligreses. Recibiendo miradas acusadoras y condescendientes de todo el que me mira subo las escaleras, agitándome, sudando y quemando calorías llego a lo más alto del recinto, y ahí, justo en frente del espejo máximo donde se lleva a cabo esa inmunda y absurda ceremonia, el altar de todos esos egos, observo mi mano, fea e imperfecta, y con dos dedos de ella que introduzco en mi boca comienzo a vomitar sobre todo lo que se encuentra debajo. Vacas de oro, sotanas, rosarios, fieles y feligreses, monjes y sacerdotes, todos gritando horrorizados al sonido de esa vacía música tecno, vómitos nuevos se mezclan con el mío, y cuando todos se encuentran en estado de shock una voz calcinante retumba despertando todos los santos diciendo:

_Tomad y comed todos de Él, pues este es mi inseguro y bello interior, esparcido en sus bellas carrocerías de almas abolladas.
AMEN
A. Gorila


Azul y gris

NOSTALGIA Y TRISTEZA

BLUES Y TANGO

EN EL AZUL DE LA NOCHE

LOS GRISES SONIDOS DE LOS BANDONEONES Y ARMÓNICAS,

SUS ACORDES ARMONIZAN.

BOCAS VOMITANDO LETRAS ARRASTRADAS,

CUERPOS AMARRADOS CON PASOS LENTOS,

DESCUBREN LA AMARGA EXISTENCIA DEL

HOMBRE.

VIDAS QUE DEBIÓ SER,

VIDA QUE NO FUÉ.

AZUL Y GRIS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s